Sueño que cuando me leas, cada letra, cada palabra, cada frase, vibre en ti, que recorra cada pedazo de tu alma y de tu ser, de tus células, y despierte en ti la llama del amor, la pasión, la vida. Deseo que te sientas pleno, que cuando leas no seas el mismo de antes, que cambies, que despierte en ti la luz, lo mejor de ti. Sueño llegar a tu corazón a través de lo que escribo, de mis cuentos, mi imaginación, creatividad, y ayudarte a conectar con esa llama que hay en ti. Ojalá puedas encontrar el amor que habita en ti como yo he aprendido a encontrarlo en mí. Anhelo llevarte a disfrutar otros espacios que a lo mejor no conoces que existen en ti, impulsarte a vivir tus sueños, a lograr tus metas, a ser mejor ser humano, a amar la vida y a amar a tu prójimo. Vamos a sacar la oscuridad que hay en ti para transformarla en luz y hacer alquimia juntos. ¿Sabes por qué? Porque tú puedes, tienes ese poder. Aunque a veces no lo encuentres, aunque te hayan dicho que no vales, que no sirves, que no puedes, que no eres bueno. Eso es mentira, esa es la mentira más grande que nos inventaron para hacernos sentir menos y hemos vivido la vida pensando que así es. Te frustras, luchas, peleas, a veces no sabes ni contra que, ni contra quién, cuando es contra todo lo que te enseñaron e hicieron creer. Te haces daño a ti mismo. ¿Sabes por qué? Porque no crees en ti. No crees en tu poder de cambiar y transformar tu vida, de hacer tus sueños realidad. Da lo que viniste a dar. Descubre lo hermoso que eres y toda la diferencia que puedes hacer cuando sabes que eres grande y maravilloso. Nunca te subestimes.

No importa lo que hayas sufrido, ni cuantas veces te hayas caído. Puedes lograr lo que te propongas si así lo decides, si confías en ti, en tu amor, tu sabiduría, en tu valentía. Nunca dudes de quien eres, de lo que te mereces en esta vida. Porque allí está a tu disposición toda la abundancia y el amor, todo lo que te puedes imaginar puede ser tuyo.

Siembra tus sueños con amor, con actitud positiva y verás cosechado tus más preciados deseos. No creas lo que te dicen por allí. Cree en ti, en lo que sientes en tu alma y corazón porque nunca te defraudará. Para hacerlo, solo date cuenta si sientes paz o no. Allí está la respuesta, en la paz que puedas estar sintiendo o no.

El qué dirán son palabras que se lleva el viento sino le haces caso. Procura seguir tu camino, que es único. La felicidad no es igual para todos. No te extrañes si lo que a ti te hace feliz, a otro no. No hay nada extraño. Somos diferentes y en las diferencias radica la belleza. Estamos unidos por el amor. Como dice esta frase trillada «qué aburrido sería si todos fuéramos iguales». Por eso es importante ser fiel a ti mismo, no a otros como en un rebaño. Te perderías la dicha de saborear y disfrutar del ser único que eres. Aunque no te conozca, te amo, vine amar la belleza y perfección de cada ser humano, a sacar la estrella que hay en ti, a encontrar en ti ese tesoro personal que solo tú posees.