Cuando tienes mucho tiempo trabajando en un sueño miras en retrospectiva y te das cuenta de todo el recorrido por el que has atravesado, desde tristezas, alegrías, conexiones, obstáculos superados, barreras autoimpuestas, desilusión, ganas de tirarlo todo, rendirte, volver a levantarte, pasar la página, empezar de nuevo y con muchas ganas de llegar a la meta. Pero hoy me he dado cuenta que ese sueño ha estado allí para ayudarme a transformar mi vida como jamás lo imagine que podía hacerlo. Muchas veces tenemos sueños en nuestra mente e imaginación pero cuando empezamos a actuar por ello es que nos damos cuenta quien realmente somos y que hemos venido hacer en esta tierra y no solo eso sino que te ayuda a romper las barreras que te impiden conectar con el amor y tu poder personal. No es solo lograr el sueño como un trofeo sino todo lo que ha significado en tu vida conquistar tus propios temores y resistencias externas que te permiten ver la vida de una manera distinta a como lo hubieras hecho sin salir de la zona cómoda.

Por eso cuando en ti haya un impulso de seguir un sueño y aunque sientas que te puede intimidar, dar miedo, nadie crea en ti, salen todos los fantasmas a flote, tu sigue y continua ese es el indicador de que estás a punto de empezar una nueva aventura donde podrás descubrir una nueva parte de quien eres. Para eso son los sueños para despertar el fuego interno y la chispa de la vida de quien realmente vinimos a ser. Pero sólo puedes lograrlo y entrar en su camino si crees en ti, si confías en ti a pesar de las circunstancias de tu vida y de lo que puedan opinar los que te rodean, ya sea tu familia, amigos, o sociedad. De ti depende si sigues tu corazón y tu sueño o los preceptos y condiciones de una sociedad y cultura en la que está sedienta de seres humanos auténticos y conectados con su poder personal desde el amor. Porque solo desde el amor puedes conectar con esa fuerza que te impulsa a creer y confiar en ti y seguir tu sueño. Que te aseguro que viene de tu alma y que va a ser no solo de beneficio para ti sino para todo lo que te rodea.